Este adorable suceso ocurrió a las afueras de una iglesia en Shanghai, China. Al pareces el gato vio el vestido demasiado cómodo como para tomar una pequeña siesta así que no lo pensó más y fue a recostarse.



El publico se quedó tan asombrado de la tierna escena que no dudaron en subir el vídeo a Facebook obteniendo más de 59 mil visitas.
Sin duda esta novia agradeció tener un integrante felino en su boda.

Post A Comment: